Autores: José Antonio Gómez Yáñez; Carlos Lalanda Fernández

Promotor:  CEJUEGO (Consejo Empresarial del Juego)

Presentación

Esta es la novena edición del Anuario del Juego en España. Durante estos años, esta publicación ha sistematizado la información económica dispersa sobre este sector. La complejidad del propio sector, en realidad no se puede hablar de juego, sino de juegos a cargo de muchas empresas operadoras, públicas y privadas, sometidas a muy distintos regímenes jurídicos que operan sobre zonas distintas del país, hace que sea una tarea compleja. No simplifica las cosas la diferente dependencia administrativa de las distintas vertientes del juego: del Estado, las loterías y apuestas mutuas reservadas a SELAE, la ONCE, el sorteo de la Cruz Roja y el juego online que discurre en webs de ámbito nacional; y de las comunidades los juegos de entretenimiento y el juego online que discurre en webs de ámbito autonómico. En definitiva, una actividad que, por decirlo resumidamente, se desenvuelve en muchas capas superpuestas.

Recopilar, sintetizar, homogeneizar y hacer comprensible la información procedente de muy diversas fuentes es complicado, incluso materialmente por la diversidad de formatos informáticos empleados por las fuentes. En realidad, ni siquiera parece posible que la información comparta, al menos, el orden de códigos de las provincias. Todas las Administraciones, empresas y medios que facilitan información han sufrido los imponderables de una situación realmente excepcional. Todo ello ha hecho que esta edición sea materialmente compleja.

Por tanto, agradecemos sinceramente a quienes nos han facilitado la información precisa su esfuerzo y colaboración.

Por último, explicar que la complejidad del sector y de la recopilación de información lleva a la decisión de incluir justo al comienzo de Anuario dos epígrafes destinados a exponer las fuentes de las que procede la información y un glosario de términos que ayude a situar los datos en un contexto comprensible. El problema estriba en que es habitual confundir  términos lo que conduce a proyectar una visión del sector del juego distorsionada. Pensamos que el glosario permitirá hacer un análisis más ajustado a la realidad del juego en España.

 

La crisis del Covid 19 ha retrasado la conclusión del Anuario. Referencia obligada

Esta edición del Anuario aparece con cierto retraso sobre lo previsto, septiembre. Se debe a que la producción de la información relativa a 2019 también se ha retrasado y hecho más compleja, tanto en las Administraciones como en las empresas. Sólo cabe rogar disculpas por ello.

Es evidente que, como toda la actividad del mundo, 2020 es un año especialmente complejo para el juego. Por tanto, este Anuario del Juego tiene algo de especial.

En primer lugar, trata de dar una información avanzada de lo que está suponiendo la crisis de la covid-19 para la industria del juego. Vaya por delante: una reducción de los ingresos de las empresas de aproximadamente un 50%. Mientras, las empresas están tratando de mantener sus plantillas casi al completo para ofrecer los mejores y más seguros servicios a sus clientes. Para todas las empresas de juego presencial asegurar la estricta limpieza y desinfección de sus locales es una prioridad.

Mientras se escriben estas líneas no se conoce ningún caso de contagio de la covid19 en uno de nuestros locales.

Para dar cabida a la información sobre 2020 se habilitado un capítulo 00 destinado a sistematizar la información y las estimaciones disponibles hasta el 31 de octubre y su comparación con otros sectores. La conclusión global es que, como suele suceder, en las crisis la industria del juego sufre severos descensos que recupera lentamente. Este patrón, observado también desde la crisis de 2007/08 se repite. Esta crisis impacta sobre un sector que no se había recuperado de la crisis anterior y que afronta una profunda reconversión tanto en canales de distribución como en la necesidad de adaptación a las nuevas demandas de los clientes. Y, hay que reconocer, que en un contexto de opinión y de presión normativa que no facilita las cosas para las empresas. Uno de los objetivos del Anuario es, precisamente, hacer patente que el juego es, sobre todo, una industria regulada hasta sus últimos detalles, a  cargo de empresas públicas y privadas que tratan  de prestar el mejor servicio posible a sus clientes.  De esta industria dependen muchos empleos de trabajadores cualificados, muchos impuestos para las Administraciones Públicas y muchas cotizaciones sociales que financian las pensiones presentes y futuras.

 

Enlace al texto del Anuario del Juego 2020