Carlos Lalanda, director socio de Loyra Abogados, ha publicado un artículo en la revista Expansión de 3 de noviembre de 2008, en el cual se comenta la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 17 de septiembre del mismo año, llegándose a la conclusión de que serán los propios empresarios, y según su criterio, los encargados de adoptar las medidas que crean necesarias para cumplir con la vigilancia exigida por ley sobre los apostantes, no especificando, el Reglamento de Apuestas de la Comunidad de Madrid, cuáles deben de ser esas medidas.

El autor del artículo trata también el hecho de que los sistemas técnicos a emplear por las casas de apuestas serán objeto de control en la fase posterior de homologación, siendo en este momento cuando deberán probar la existencia de soluciones que prevean las exigidas limitaciones de acceso o utilización según la legislación de las distintas Comunidades Autónomas.