La Sentencia de la Audiencia Provincial de Zaragoza (Sección 6ª), de 28 de Marzo de 2018 reitera la condena impuesta por estafa a varios acusados, por la utilización de tarjetas de crédito de terceros, para la realización de apuestas deportivas por vía de Internet, mediante la técnica del “phising”, esto es, obteniendo mediante técnicas informáticas, los números secretos de estas tarjetas, para realizar estas compras online. Los hechos datan de 2005.

La condena adoptada de conformidad con los acusados considera la atenuante de dilaciones indebidas, asciende a un año de prisión, la inhabilitación especial por el tiempo de la condena, y multa de seis meses, con cuota diaria de 7 euros, y, además, se extiende a la responsabilidad subsidiaria de 37.000 euros a pagar a diversas entidades bancarias y a los particulares estafados.