La Sentencia del Tribunal Supremo (Sala de lo Cont.Admvo, Sección 3ª), de 12 de Junio de 2018 desestima el recurso de casación interpuesto contra la sentencia del TSJ de Madrid que declaraba la validez de la modificación operada en el Reglamento de casinos de Madrid, por la que se incluía el régimen de las denominadas “Salas apéndices” de los casinos de juego”, que pueden ser abiertas en locales distintos a los casinos originariamente autorizados bajo concurso y en lugares distantes incluso en distintas poblaciones. A su vez, el recurso también impugnaba la autorización concedida con base en esa modificación reglamentaria a una de las adjudicatarias para la apertura de una de estas Salas.

La sentencia recurrida, de 1 de marzo de 2016 ya dejaba dicho que la modificación reglamentaria, y la consiguiente autorización individualizada, se ajustaban a Derecho, y al Derecho Autonómico de cobertura, la Ley del Juego en Madrid; así las cosas, y no pudiendo alegarse en este proceso casacional la infracción del Derecho Autonómico, el recurrente únicamente podía plantear cuestiones de naturaleza constitucional, y en tal caso el régimen del planteamiento de la cuestión constitucional ante el TC.

El Tribunal Supremo reitera que el planteamiento de esta cuestión no es obligatorio por parte de los órganos judiciales y que el Tribunal de instancia ha justificado debidamente su negativa a plantearla por estimar que no concurre indiciariamente la infracción constitucional alegada.

Hay otra sentencia en el mismo sentido dictada por el TS el 20 de Junio de 2018.